Menú principal
Facebook
Menú secundario
La Evolución: El traje nuevo del Emperador

La Evolución: El traje nuevo del Emperador

Carlos Moreno, Graduado en Matemáticas y Teología

El Traje Nuevo del Emperador es un cuento escrito por Hans Christian Andersen que contiene un mensaje claro:

No debemos creer que algo es verdad simplemente por que los demás lo digan, deberíamos considerar cuidadosamente las evidencias. Una mentira no se convierte en verdad porque muchos la crean.

En breve la historia dice así:

Hace muchos años vivía un rey que se preocupaba mucho por su vestuario. Un día escuchó a dos charlatanes decir que podían fabricar la tela más suave y delicada que pudiera imaginar. Esta prenda tenía la especial capacidad de ser invisible para cualquiera estúpido o incapaz. El emperador envió primero a dos de sus hombres de confianza a verlo. Evidentemente, ninguno de los dos admitieron que eran incapaces de ver la prenda y comenzaron a alabar a la misma.

Los estafadores hicieron como que le ayudaban a ponerse la inexistente prenda y el emperador salió con ella en un desfile sin admitir que era demasiado inepto o estúpido como para poder verla. Toda la gente del pueblo alabó enfáticamente el traje temerosos de que sus vecinos se dieran cuenta de que no podían verlo, hasta que un niño dijo: “Pero si va desnudo”La gente empezó a cuchichear la frase hasta que toda la multitud gritó que el emperador iba desnudo. El emperador lo escuchó y supo que tenían razón, pero levantó la cabeza y terminó el desfile.

La evolución, al igual que el traje, es una ilusión, no se ve.

En el terreno científico todas las afirmaciones deben apoyarse en observaciones. Es por tanto lógico preguntar… ¿ Dónde se ha observado la evolución? La evolución que transforma los átomos en hombres se llama macroevolución. La macroevolución no ha sido observada científicamente en ningún lugar ni mediante ningún procedimiento.

Cuando se pide a los defensores de la evolución que aporten una prueba de la macroevolución (es decir, aparición de una nueva especie), se limitan a mostrar ejemplos de microevolución ( es decir variación dentro de una especie) . Es decir, las evidencias que se presentan para sostener la macroevolución son siempre variaciones dentro de una misma especie debidas a errores de copia llamados mutaciones.

La evolución, al igual que el traje, debe creerse sin cuestionarse.

Hoy en día atreverse a dudar de la evolución significa exponerse al ridículo. La evolución se defiende ridiculizando a cualquiera que se atreva a ponerla en duda. Este procedimiento no es en absoluto científico. En el mundo académico y científico miles de personas tienen miedo de expresar sus dudas respecto a la evolución por miedo a las consecuencias que ello acarrearía.

De la misma forma que nadie se atrevía a dudar del traje del emperador por miedo a ser llamado tonto, hoy, todos vemos que el emperador de la evolución está desnudo, pero muy pocos se atreven a ser sinceros en voz alta.

La evolución, al igual que el traje, es denunciada por la ciencia.

De la misma forma que un niño no dudó en decir la verdad que todo el mundo sabía, el estudio científico de la naturaleza nos provee de evidencias que constantemente niegan la evolución. La enorme complejidad y perfección que vemos en todos los seres vivos estudiados científicamente señala a un origen inteligente, a un Creador, no a procesos naturales como son los errores de copia.

 

Fuente de la noticia: http://www.creacionismo.net/genesis/Art%C3%ADculo/la-evoluci%C3%B3n-el-traje-nuevo-del-emperador