¿QUÉ OCURRIÓ CON LOS DINOSAURIOS?


 

El Sinosauropteryx prima y su cresta

Un pequeño dinosaurio, el Sinosauropteryx prima, con un esqueleto similar a otro más conocido, el Compsognathus, posee una especie de crestita, como penachos en toda su espalda. Esto es lo que aparece en el fósil. La interpretación, que se hizo por parte de los investigadores que describieron el fósil, atribuyó esa “cubierta”, a plumas. Esta afirmación fue contestada inmediatamente, porque no parece que sean ni plumas ni precursores de plumas. Algunos reptiles poseen una especie de crestita de piel, como ocurre con las iguanas, que podría ser lo que realmente ocurriera con el Sinosauropteryx. Es sobre todo entre los ornitólogos entre los que más se duda de que esta estructura corresponda realmente a alguna forma de precursor de las plumas.